De la impresora a las calles. Martes sobre ruedas

De la impresora a las calles. Martes sobre ruedas

En los últimos años la manera en la que nos trasladamos ha cambiado. La era del vehículo que transporta a una sola persona podría estar quedando atrás y se han empezado a adoptar formas más eficientes, compactas y cuidadosas con el medio ambiente. 

Hemos visto un sinfín de nuevas propuestas de vehículos eléctricos que llaman la atención por su funcionalidad, porque son relativamente baratos, tanto de comprar como de mantener y que hay uno para cada necesidad. 

Foto: Sophie Jonas // Unsplash

Hace unos días la marca Scotsman presentó el primer scooter eléctrico impreso en 3D fabricado con fibra de carbono, lo que otorga una combinación perfecta entre durabilidad y agilidad.

Este proceso permite que cada uno sea personalizado conforme a las características y necesidades del cliente. La plataforma y el mango se adaptan al tamaño, el peso y la longitud del brazo o la pierna de cada comprador.

En términos de potencia el scooter cuenta con un total de 3 variantes: 500W, 1,000 W y 2,000 W, que logran velocidades máximas de 30, 50 y 73 km/h respectivamente. 

En cuanto a las baterías, las versiones de 500 W y 1,000 W del Scotsman equipan un par de baterías de 500 Wh cada una, mientras que la versión de 2,000 W de potencia obtiene dos de baterías de 550 Wh.

Dichas baterías, también conocidas como PowerPacks, se pueden quitar de forma rápida y sencilla e incluso se pueden utilizadas para cargar otros dispositivos eléctricos. 

Todas las versiones otorgan alrededor de 112 kilómetros de autonomía, dependiendo del tipo de conducción que se practique.

En cuanto a tecnología, incorpora pantalla LCD, una cámara frontal, conexión 4G y bluetooth, GPS, pantalla a color y desbloqueo con smartphone, podrá obtener información sobre el tráfico, entre otras características.

«Queremos ofrecerles una alternativa de alto rendimiento para trayectos cercanos. Gracias a la impresión 3D y fibra de carbono, podemos implementar diseños que no hubieran sido posibles con otros materiales y técnicas de fabricación», explica Josh Morenstein, diseñador y creativo de Scotsman. 

Foto: Scotsman

Las versiones tendrán un precio de 2,999, 3,499 y 4,499 dólares respectivamente y las primeras entregas están programadas para finales de este año.

¿Qué te parece?

Te puede interesar